pies descalzos 2Eso me decía mi mama cuando de niño andaba descalzo en época de invierno, a lo que siempre le respondía que no me ordenara enfermarme,  que andar descalzo no significa precisamente que te vas a enfermar y el hecho de pensar que no me enfermaría me daba cierta seguridad y confianza.

Por otro lado por el mismo detalle de andar descalzo me dijo mi tía Guille: “mijo no pises descalzo porque te vas a enfermar” y le respondí lo mismo que le decía a mi mama: “si pienso en mi mente que me enfermaré así será y no creo que por pisar el piso frio me vaya  enfermar  Tía”

Si mijo, probablemente a tus 8 años de edad no te enfermes pero cuando cumplas 35 o 40 empezarás a tener dolores en los huesos como reumas por no cuidarte desde niño.

Hasta los 30’s siempre fui de los que dormía con una sola cobija, me acostaba, me mentalizaba y en cuestión de minutos se empezaban a poner los pies calientes al grado de sudar. Tal vez sea coincidencia pero después de los 30 años empecé a perder esa capacidad, una sensación de frio interior raro en los pies al dejarlos fuera de la cobija, y al tenerlos dentro de las cobijas ya no se calientaban, al grado de tener que usar calcetín, cosa que no soportaba.

¿Qué sucedió?

No acepté la afirmación de mi mama cuando me decía: “si pisas descalzo te vas a enfermar”.

Pero al parecer sí acepte la afirmación que me hizo mi tía: “si pisas descalzo lo frio y no te cuidas cuando cumplas 35 años empezarás a tener dolores en tus pies”

Siempre he tratado de pensar positivo. Sé que el poder de la mente es muy grande, y sé que los pensamientos son “cosas” poderosas cuando se combinan con la acción. (Leído del libro Piense y hágase rico, de Napoleón Gil se los recomiendo).

Una carretera primero fue una idea, una ciudad primero fue una idea, todo antes de ser creado fue una idea. Muchos pensadores fueron juzgados como locos y lograron cosas inimaginables. Si quiere saber más sobre grandes pensadores click aquí.

Si usted alguna vez ha pensado en cambiar, ser más saludable, bajar de peso, ser más ordenado, conseguir un mejor empleo, iniciar su propio negocio, tener familia, ser feliz, ya ha dado el primer paso, PENSARLO.  Y si lo puede pensar lo puede crear y lograr.

Si usted quiere dar un paso hacia la salud, iniciar un cambio lento pero real, lo reto a intentarlo en grupo, una prueba de 30 días, donde aprenderemos, actuaremos y nos apoyaremos entre nosotros mismos. Únete al RETO DEL AGUA, CAMBIO DE HABITOS.

Para bien o para mal cuide sus pensamientos. Si nos ponemos a analizar en realidad somos el resultado de nuestros pensamientos. No sé mucho del tema pero mi amigo Mauricio Bustos sí, Click  aquí para profundizar más en el tema de los pensamientos.