“Me salió bien a la primera”, Eso quisiera decir cada vez que intento hacer algo nuevo, llámese dieta, proyecto personal, hacer ejercicio, ir al gimnasio, nadar, etc. pero lo cierto es que NUNCA ME HA SALIDO algo al primer intento.

Si estas pensando en hacer un cambio en tu vida debes saber que lo más probable es que falles al primer intento, esto lo aseguro basado en mi experiencia personal, y de amigos donde veo que el patrón se repite.

Un día nos invitaron a comer unos amigos, y al llegar nos encontramos con los famosos pollos violados, los cuales, al estarlos preparando mirábamos incrédulos y muy dudosos sobre el sabor que resultaría, sin embargo ¿cuál fue la sorpresa? pollo con un sabor que la verdad nunca espere, delicioso y diferente. Si gusta puede ver la receta en internet, es muy sencilla.

Total, como quede tan impresionado con el nuevo platillo me propuse presumírselo a mi familia, y realice paso a paso las indicaciones, me esmeré, presumí por anticipado el sabor de la nueva receta, y por fin, he ahí… el pollo cocinado… pero sin el sabor que se supone debería tener.  Para no hacer la historia larga les diré que fue un rotundo fracaso, por algún motivo no me salió el resultado esperado,  ni hablar.  Con este ejemplo de una simple receta ejemplifico que aunque lo que se va a hacer sea algo sencillo, pero si es su primera vez tal vez el resultado sea fallido.  Imaginemos que queremos iniciar un nuevo negocio, que intentemos hacer dieta,  o que iniciemos un plan para hacer ejercicio cuando nunca  en nuestra vida lo hemos hecho. Con el respeto que usted merece no tengo más que decirle que…. Lo más probable es que falle.

Considerando la cultura LIGTH de nuestros días donde todo lo queremos hacer rápido y sin esfuerzo, ¿Queremos vernos delgados?  Toma una pastillita,  o un licuado. ¿Queremos quitarnos grasa?  Hazte la liposucción y en dos patadas ya está hecho todo. ¿Queremos ser ricos? Buscamos la forma de obtener dinero con el mínimo esfuerzo.

Si con una simple receta de cocina el resultado falla al primer intento, ¿Cómo no fallaremos con cosas más complejas?

No se trata solo de buscar resultados rápidos, se trata se prepararnos para lograr un cambio real, beneficioso y permanente en nuestra vida, y esos cambios no se dan en un dos por tres, ni mucho menos si no van respaldados de nuevos conocimientos y aprendizaje.

No puedes pensar en correr 10 kilómetros si no has corrido 1. No puedes pensar en ganar 1 millón, si no has podido ganar mil.

Si quieres cambiar lo primero es entender que es lo que quieres. Investigar y aprender cómo lograrlo y llevarlo a la práctica, y aun así me atrevo a asegurarte que fallaras al primer intento. Saber esto es el primer paso.

Te gustaría probar y cambiar algo pequeño en tu forma de vivir? Te reto a intentarlo, te reto a adquirir un nuevo hábito de salud.

Requisitos:

Haber fracasado en tus intentos.

Querer ser más saludable.

Tener el deseo de mejorar.

Querer aprender.

Cubrir la cuota de 1000 dlls.

Es broma el punto anterior. Es gratis.

photo credit: kaneda99 via photopin cc